cif

Gran parte de la población española piensa y asegura que existe una diferencia entre las siglas CIF y NIF. Ya que estos se usan a menudo en el mercado empresarial, contable y administraciones públicas. En este post aclararemos si en realidad existe tal diferente y para qué o dónde se utiliza cada una. De tal manera que todos los términos queden aclarados y no haya confusión en el momento de hablar sobre este tema.

Significado de CIF

Es el código de identificación fiscal de una persona jurídica en España. Toda persona jurídica en España ha de tener un número de identificación fiscal (CIF). Que es un código único y exclusivo, por lo que no se puede repetir en otra empresa.

En el caso de las personas jurídicas, el NIF es conocido por CIF. Aunque con el Real Decreto 1065/2007 se dejó de usar esta última denominación a nivel oficial y pasó a llamarse únicamente NIF.

Aquí el código de tu anuncio o contenido destacado

El CIF siempre debe figurar en la factura que la empresa emite. Es un requisito imprescindible, así como el NIF del destinatario, sea una persona física (autónomo o profesional) o jurídica. Cualquier factura que omita esta información no tendrá ninguna validez para la Agencia Tributaria.

Significado de NIF

El número de identificación fiscal o NIF, es un código que sirve para identificar de forma única a personas tanto físicas como jurídicas que residen, trabajan o realizan su actividad en España. En el caso de las empresas también se conoce como CIF (Código de Identificación Fiscal). Y Y aunque es un término que legalmente ya no existe, sigue siendo de uso común.

El NIF es necesario para realizar operaciones mercantiles en España. Por este motivo, en el caso de las empresas, será la Agencia Tributaria quien lo concede durante el proceso de constitución legal de la empresa.

¿Existe diferencia entre CIF y NIF?

El CIF ya no existe desde el Decreto 1065/2007, como lo habíamos mencionado ya anteriormente. El CIF servía para la identificación fiscal de las empresas. Y era utilizado por las personas jurídicas, tanto empresas como fundaciones. Pero desde 2008 se eliminó esta denominación y pasó a ser el NIF.

En el caso de las personas físicas, el NIF consta de 8 números y una letra al final, conocida como dígito de control. Coincide con el Documento Nacional de Identidad.

Para las personas jurídicas, el NIF (antiguo CIF) tiene un dígito menos y la letra de control en vez de ir al final, va al principio. Como en este ejemplo: J-1111111.

Todavía muchos softwares de gestión, contabilidad y facturación mantienen el término CIF. No obstante, es un término que se ha usado por más de cincuenta años y va a ser necesario que pase más tiempo hasta que se use siempre el término NIF como el correcto.

About the author

Dejar un Comentario

Noticias relacionadas